El reemplazo de la cinta del enrollable es una tarea que toca hacer solo alguna vez. Por eso, quizás no siempre recordamos de qué manera hacer el proceso. Si es tiempo de renovarla, en el artículo te contamos el paso a paso y de qué se compone cada parte del sistema de cortina de enrollar.

Las persianas son mecanismos realizados en PVC o aluminio que protegen los ambientes de la entrada de luz solar y temperaturas elevadas. En Aberturas Leo - Expertos en aberturas de PVC disponemos de persianas de diversos modelos, y las enrollables son las favoritas de muchos.

Veamos cómo cambiar una correa de la persiana de forma sencilla en la propia casa.

metros de cinta en una cortina de enrollar

  1. Primero, cerrá bien la persiana previo a comenzar. ¡Y no quites ninguna pieza del sistema si no tenés claro dónde va luego!
  2. Una vez bajada, sacá el taparrollo de la punta y mirá el punto en el que se enrolla la tela. Ahora aflojá los flejes, que son los trozos tomados por tornillos que mantienen la persiana.
  3. En la parte baja, sacá el colector situado en la parte posterior de la placa que crea el marco y tapa la cinta. Con este paso, conseguí que la correa salga del carrete.
  4. Verás un tornillo. Antes de quitarlo, fijá con cuidado el enrollador para que no se salga.
  5. En este instante, quitá el tornillo que amarra la cinta. Quitala y soltá el enrollador suavemente hasta que no haya más presión. Por último, quitá la cinta del disco donde se enrolla, descartando el nudo.
  6. Cambiá la cinta antigua por la nueva. Hacelo por el mismo lugar por el que quitaste la anterior. Colocala en el disco y anudá.
  7. Hace girar el eje hacia la parte inferior y hacia arriba, mirando que la cinta se enrolle bien en la rueda. Cuando llegue casi al final, enganchá de nuevo los flejes al eje del enrollable. Tirá cuidadosamente de la cinta y asegúrate que la persiana suba de forma correcta.
  8. Pasá la tira por el colector desmontado antes, ubicalo en posición y de nuevo mirá que la cinta entre y salga bien. En la punta, hace un orificio y enrollá el enroscador, reteniéndolo para que se salga. Fijá la cinta con el tornillo y soltá suave el enroscador.
  9. Para terminar, insértalo en el agujero y atornillá. Comprobá que funciona bien y volvé a colocar el taparrollo. ¡Y listo!

¿Cuántos metros de cinta lleva una cortina de enrollar?

Si el inconveniente no es mayor, como tener que quitar lamas rotas o reemplazar la correa del mecanismo, y la persiana aún se mantiene, no es preciso colocar una nueva pero sí sustituir por elementos actuales. En estos casos, lo principal para el cambio es tomar una foto previa de la instalación para saber cómo va montada. Luego, alcanzará con bajar la cortina de enrollar por completo y sacar el accesorio dañado siguiendo los pasos explicados en el post.

cambio de cinta de una cortina enrollable

En cambio, si muestra más desperfectos o ya no cumple su función aislante, recomendamos cambiarla para obtener beneficios. El costo siempre dependerá del material madera, PVC o aluminio, el modelo de cajón y estilo y su motorización o no. Nuestros especialistas se ocupan de analizar tu caso y te ayudan a gestionar el cambio de tus enrollables de forma ágil y eficiente.

Mecanismo para cortina enrollable

A veces sucede que no conocemos todos los detalles que integran el sistema de la cortina y, sin embargo, muchas veces esos accesorios para cortinas de enrollar son claves. Esto sucede con los mecanismos para enrollables, necesarios para la función de la pieza y para la correcta elección de recambio

Cuando los mecanismos presentan alguna rotura o desgaste por el uso cotidiano o bien cuando se salen de los soportes e impiden el freno del cordón, aun cuando la tela esté óptima, suele ser preciso cambiarlos. Adquirir mecanismos de gran calidad fabricados a medida es lo que más beneficia la durabilidad de la pieza y el confort de uso. Estos sistemas cuentan con múltiples ventajas y además sirven para muchos tipos de tejidos.

Diferencia entre cortina veneciana y americana

Una persiana americana o también llamada veneciana es uno de los tipos de persianas más conocidas y su nombre varía indistintamente sin diferencias marcadas. Así, este modelo es una de las alternativas más atractivas y elegidas. Su estructura es simple y está formada por láminas horizontales unidas entre sí por un sistema de cordones que facilitan el pliegue o extenderlas para subir o bajar a gusto, en un suave giro de 180º.

accesorios de cortina de enrollar Argentina

Estos mecanismos se clasifican en 3 tipos:

Los tipos de mecanismos para enrollables se clasifican de acuerdo al dispositivo que hace subir y bajar la cortina, además del tipo de persiana.

Mecanismo de cordón

es un sistema simple que opera por medio de un cordón de nylon que hace contrapeso. Para subir la cortina es preciso tirar del cordón hacia abajo y al soltarlo, queda a ese nivel. Si se quiere subir, hay que tirar hacia adelante y dejarlo en la apertura buscada. Los plegables y cortinas sin varillas van muy bien con este mecanismo.

Mecanismo de cadena

lo forma una polea sujeta a cintas en la parte interna del perfil de velcro. Al tirar de la cadena, la cortina se bloquea a la altura deseada. Si se quiere subir alcanza con deslizar hacia abajo y para bajar se debe accionar el otro lado de la cadena tirando hacia abajo. Su accionar es simple y ágil. Los plegables con varillas o cortinas de lino sin varillas son perfectas para este mecanismo.

Mecanismo oculto

este estilo es ideal para cubrir los engranajes de la cortina enrollable. Se forma por un tubo de aluminio que incluye en su interior las partes que opera las cintas y cadenas que mueven la cortina. La parte delantera del mecanismo tiene un perfil velcrado para adherir las cortinas al aparato. Es recomendado para plegables o linos, hechos en tela, en especial los que son a medida de la abertura.

cambio de cortina de enrollar

¿Cómo limpiar cortinas de PVC?

Muchas de las cortinas que se fabrican se hacen en PVC debido a su fácil limpieza. Te damos a continuación valiosos trucos para mantenerlas perfectas.

  1. Utilizá un plumero suave o microfibra para quitar la suciedad y polvo atrapado. Antes, cerrá las persianas. Si las ventanas son anchas, usá aspiradora.
  2. Si no es desmontable, fregá con mezcla de agua y jabón.
  3. En caso de que el enrollable se desmonte, limpialo en una superficie plana utilizando agua tibia y detergente suave.
  4. Dejalo en remojo al menos media hora. Si quedan restos, sacalos con esponja.
  5. Ya seca, volvé a colocarla en la abertura.